OBRA CRÍTICA‎ > ‎ARTÍCULOS‎ > ‎

Cuadernos 649

América en los libros, Cuadernos hispanoamericanos, nº 649-650, julio-agosto, 2004, págs 290-291.

  • De los amores negados, Ángela Becerra, Barcelona, Planeta, colección «Fribula», 2004, 353 págs


La novela rosa, cuyos orígenes se remontan al folletín decimonónico, normal mente se dirige a un público poco letrado, razón por la cual ha sido menospreciada por la crítica. Sin embargo, en Hispanoamérica escritores como Manuel Puig y Cabrera Infante, admirador de Corín Tellado, abrieron nuevas vías, reivindicando la sensibilidad de las masas, parodiando y poetizando sus gustos, o despertando el interés por el género. De los amores negados, primera novela de la colombiana Ángela Becerra, parece emular la novela rosa, explorando múltiples posibilidades del erotismo. Así, nos ofrece un mapa de carreteras que anticipa el final (naturalmente feliz) esperado por el público al que suponemos se dirige. Señales de esa ruta son las reiteradas e inverosímiles coincidencias: encuentros inesperados, premoniciones, paisajes paradisíacos, como la Toscana o Cartagena de Indias, que se convierte en Garmendia del Viento. Del folletín son los estereotipados personajes con sus nombres: Martín Amador (el amante), Fiamma dei Fiori (la abandonada y ardiente esposa) o David Piedra (el escultor). Acaso consciente de las carencias del público lector y ante la ausencia de una visión de la sexualidad desde la perspectiva de las mujeres, al menos en la narrativa colombiana, se insiste en las escenas de erotismo, «euforias camísticas», para decirlo en su estilo, que fatigan, casi tanto como las reiteraciones, repeticiones, contrasentidos y pleonasmos de esta retórica amorosa. Una atenta lectura, previa a la publicación, que no necesariamente le corresponde a la autora, hubiera permitido cumplir incluso con audacia la finalidad de un género que merece todo el respeto de la crítica, pues no es poco lograr que el lector viva la ilusión de «sentir con intensidad» en esta época marcada por el vacío, la falta de comunicación y el desencuentro de la pareja. A esta estrategia se debe, por ejemplo de novelas como la pasión turca de Antonio Gala que a mi juicio bebe de las fuentes del folletín con un acierto que el mercado no pasa por alto.

Comments